«Estamos al lado de nuestro padre y respetamos sus decisiones»

Involucrada siempre en ayudar a la investigación contra el cáncer esta semana Eugenia ha vuelto a ponerse el pañuelo rosa de Ausonia para concienciar a la sociedad y hablar de una enfermedad que le tocó de cerca y por la que falleció su madre. De esta labor y del terremoto mediático que vive su padre se sincera para hablar de todo y por su orden.

-Tengo la sensación que la muerte de su madre por cáncer les dejó la misión de ayudar en todo lo que puedan a la sociedad. Tanto usted como sus hermanas están cuando estas campañas las necesitan.

-Hemos vivido la enfermedad de una manera muy directa con nuestra madre y por eso además de colaborar en lo que podemos nos tomamos muy en serio las revisiones médicas. Yo por si acaso siempre pido los marcadores tumorales porque aunque sabemos que el cáncer de mi madre no era genético al final nunca se sabe y más hoy en día que es casi como una epidemia.

-La campaña de este año recurre a los filtros para envejecer en señal de cómo desean tantas mujeres hacerse mayores y tener una vida larga.

-Reconozco que yo apenas uso filtros en mis redes y tan sólo intento mejorar un poco el aspecto pero me encanta la campaña que han hecho y el mensaje que se traslada. Yo he usado ese filtro de envejecer y me veo igual que mis tías. Como no vi a mi madre envejecer no sé si me parecería a ella.

-¿Le asusta la vejez?

-A nadie le gusta envejecer sobre todo por la salud y también porque queremos sentirnos jóvenes y llenos de fuerza y vitalidad. Pero ahora viendo este mensaje reconozco que me habría encantado ver a mi madre de mayor y deseo que mis hijos sí me vean envejecer. Creo que es la manera más sana de enfrentarse al paso de los años.

-Con los años también se ganan experiencias. ¿Qué ha ganado en este tiempo?

-Madurez y confianza en mí misma. Y autosuficiencia que es algo bueno hasta cierto punto.

-¿Cómo se vive el dolor con la distancia?

-La vida se encarga de darte los golpes que necesitas para madurar y perder a una madre cuando eres muy joven es complicado y duro. Cuesta asimilarlo y en mi caso me costó más tiempo de lo que se considera sano. Nunca deja de doler pero se va espaciando. El tiempo te ayuda a convivir con el dolor.

-La actualidad de su familia me lleva a preguntarle por su padre Bertín Osborne que en breve va a ser papá.

-Mi padre está bien. sigue con sus proyectos, su disco nuevo, sus planes con sus amigos…

-Pero no contesta a los periodistas.

-Es normal. Ahora no quiere hablar y es su vida y también su derecho.

-Lo bueno es que sus hijas hacen piña en apoyarle.

-Es que es nuestro padre y la familia es lo primero. Para mí es lo más importante y así me han educado.

-En breve aumenta la familia con un nuevo hermano fruto de la relación de su padre con Gabriela Guillén.

-Ahora estamos al lado de nuestro padre y respetamos sus decisiones. No entramos en su vida de la misma manera que él no lo hace en las nuestras ya que no juzga y nos respeta al doscientos por cien y nosotras hacemos lo mismo con él.

-Gabriela dice que ha tratado con todos los hijos de Bertín y que estaba como una más dentro de la familia.

-No quiero entrar en esos temas.

-¿Y de ella qué opina?

-Prefiero no opinar. Es un tema que sólo les corresponde hablar a ellos ya que es algo muy privado.

-¿Le gustaría ver a su padre feliz con una nueva pareja tras romper con Fabiola tras 18 años?

-Mi padre está feliz en este momento y si esta es la vida que él quiere, en el campo y con nosotras cuando vamos a su casa, pues todo bien. Yo sólo quiero verle feliz.

-¿La relación con Fabiola sigue siendo como antes?

-Por supuesto.

-¿Ve mucho a sus hermanos Carlos y Kike?

-Siempre que puedo voy a casa de Fabiola o ellos a la mía para estar con mis niños. Carlitos está enorme, casi tan alto como mi padre.

-Ahora está en la adolescencia y creo que ya ha sacado su carácter.

-Bueno tiene a quien parecerse por las dos partes. Físicamente de cara es como su madre pero el cuerpo de mi padre. Tiene su estructura.

-¿Y usted cómo está?

-Contenta y feliz. Mis hijos sanos y mi corazón feliz. Estoy muy contenta como mi pareja (el abogado y profesor Miguel Barreiro).

-¿Habrá más bebés en la familia?

-Yo por mi parte creo que con tres ya está bien y cierro ese capítulo.

-¿Le gustaría volver a casarse?

-En la vida no hay que descartar nada.

-¿Cómo se ve de aquí a quince años?

-Viviendo más en el Sur, en Jerez, en Sevilla…

-El Sur siempre tira.

-Tiran las raíces y me gustaría tener más tiempo para estar en mi tierra. Supongo que mis hijos para ese tiempo ya estarán formándose y viviendo su vida.

-¿Qué prefiere un niño o niña por parte de su padre?

-Uy no sé.

-¿Cómo lleva su hermana Claudia su segundo embarazo?

-Genial. De momento todo bien. Somos una piña y siempre que podemos ahí estamos todas juntas.

-¿Esta Navidad a quién le toca?

-Esta vez será en Jerez, en casa de mi tía que está al lado de la mía, y ahí nos juntamos todos con los niños.

-¿Qué espera del año 2024?

-Cumplir mis sueños que son hacerme coach de salud, acabar mi curso de maquillaje y otro proyecto. Todo profesional porque en lo personal soy muy feliz y sólo pido salud y que todos los bebés que hay en camino vengan bien.

Ver Más noticias…