«Ganan millones y solo ofrecen migajas»

Los moderadores de TikTok en España están decididos a mantener la huelga indefinida que iniciaron el pasado lunes. Ahora han lanzado una campaña de micromecenazgo con la que buscan recaudar fondos que les permitan mantenerse lejos de sus ordenadores hasta que Majorel, la subcontrata de la ‘app’ china que los tiene contratados, acepte mantener el teletrabajo en la compañía.

«Majorel nos dice que no puede hacer nada. Que el tema de volver a la oficina es cosa del cliente (TikTok), pero nosotros no nos terminamos de creer», explica en conversación con ABC uno de los moderadores de la ‘app’ china.

En la campaña, que lleva ya algo más de 1.000 euros recaudados y que ha sido lanzada por el sindicato Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT), se llama la atención sobre «el trabajo duro con una fuerte carga de presión psicológica» que realizan los moderadores cada día. Este pasa, de forma diaria, por ver una y otra vez contenido problemático que viola las normas de la red social. Por ejemplo, vídeos de pornografía infantil, violaciones, suicidios, asesinatos o torturas.

Sus sueldos, «especialmente bajos», varían entre los 1.200 euros y los 1.300 por jornadas de ocho horas diarias que pueden incluir fines de semana. Apuntan que la abolición total del teletrabajo, que lleva imperando en Majorel desde la llegada de la pandemia, no tiene «justificación técnica» y que su imposición obligaría a muchos de los más de mil trabajadores en plantilla a abandonar la compañía. Que es precisamente lo que la subcontrata de TikTok estaría intentando conseguir, según afirman.

«Lo que quieren es que los indefinidos se vayan, porque así se ahorran las indemnizaciones y pueden contratar a más trabajadores de Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Aquí lo normal es que se dure un año y medio aproximadamente», apunta el trabajador de Majorel. En el comunicado se hace hincapié en que la vuelta forzada a la oficina supone «una alteración dramática de las condiciones de vida y de trabajo de la plantilla».

No tienen intención de parar

Los moderadores siguen teniendo asambleas diarias y no están por la labor de dar su brazo a torcer. Al menos, por el momento. Según ha podido saber este diario, Majorel les ha ofrecido «pequeños pluses» para que vuelvan a su puesto de trabajo, pero lo consideran insuficiente. «Ganan millones con nosotros y solo nos están ofreciendo migajas», apunta el empleado de la subcontrata.

La voluntad de los moderadores es continuar con la huelga el tiempo que sea necesario. El ‘crowdfunding’ busca aliviar la situación de los empleados que, por razones familiares o de otro tipo, estén sufriendo más la pérdida de sueldo acarreada por la huelga. «En función de la respuesta obtenida priorizaremos las situaciones con menores a cargo y con problemas financieros como pagar el alquiler», señala el comunicado del SUT.

Los moderadores tienen claro que el parón está causando efectos en Majorel. Se muestran abiertos a negociar con la compañía, pero, como hemos dicho, mientras esta y TikTok sigan imponiendo la vuelta total a la oficina no tienen intención de dar su brazo a torcer: seguirán sin acudir a su puesto de trabajo.

Ver Más noticias…