Martín regresa a lo grande en Tailandia

Es ‘mister sábado’. Jornada espectacular de Jorge Martín, que logró la pole y después se llevó la carrera al esprint. Una victoria que demuestra su excelente estado de forma y entierra los errores cometidos en Indonesia y Australia. Pecco Bagnaia, que no pasó de la sexta plaza en la clasificación de parrilla y acabó séptimo en la esprint, vuelve a verle las orejas al lobo. El madrileño del Prima Pramac le recorta 9 puntos al italiano y se coloca a 18 del liderato del Mundial. Y visto lo visto, Martín es el favorito para ganar la carrera de mañana. Si suma esos 25 puntos habrá que ver en qué posición acaba Bagnaia para ver que vuelco sufre la clasificación. Binder y Marino completaron el podio y Marc Márquez, por su parte, logró un meritorio cuarto puesto al adelantar en la última vuelta a Aleix Espargaró.

Jorge Martín partía desde la pole. La número 17 de su carrera, demostrando que tiene un punto más de velocidad que el resto. El madrileño del Prima Pramac demostraba que no se pensaba rendir y que había superado los errores en los dos Grandes Premios anteriores con este cuarto mejor crono del año y el segundo consecutivo. Luca Marini y Aleix Espargaró le acompañaban, mientras que Pecco Bagnaia no había podido pasar del sexto lugar. Alex Márquez y Marc Márquez fueron los dos pilotos que superaron la repesca para meterse en la Q2. Ambos fueron séptimo y octavo respectivamente en la parrilla. «Si entro entre los diez primeros es que ha sonado la flauta», comentó con su ironía habitual el piloto del Repsol Honda.

Medio delantero y medio trasero. No había sorpresas. Tras las últimas decepciones, Martín no quiso improvisar y montó las mismas gomas que Bagnaia. Salida limpia, con Martín manteniendo la primera plaza y Pecco perdiendo dos puestos, cayendo al octavo. Bien también Marc Márquez, escalando hasta la quinta plaza. De momento estaba sonando la flauta del piloto catalán. Pocos kilómetoes después el de Cervera se aprovechaba del rifirrafe entre Binder y Aleix Espargaró para ponerse cuarto. En tres giros y Nakagami ya se iba al suelo mientras Viñales caía a la última posición. Problemas para el piloto de Aprilia.

A falta de 10 giros todo iba aposentándose. Martín lideraba con casi dos segundos de ventaja sobre Marini. Aleix y Bezzecchi habían adelantado a Marc Márquez, que rodaba sexto y Bagnaia empezaba a remontar, ya era séptimo. La pelea que se avecinaba estaba entre Marini y Binder por la segunda plaza, aunque ninguno de los dos tenía el podio aseguraba porque Aleix se estaba echando encima. Augusto se iba al suelo cuando solo quedaban siete vueltas y Bagnaia recibía un aviso por exceder los límites de pista, La sanción podía ser demoledora para el italiano, que quedaría fuera de los puntos.

Marc Márquez adelanta a Aleix

Pecco tenía en el punto de mira a Marc Márquez. Con cinco vueltas por delante todo hacía presagiar que el de Ducati le daría caza pero el catalán aguantaba. Incluso trataba acercarse a Bezzecchi y aprovechó la curva 12 para superar al piloto del Mooney VR46. Marc seguía haciendo sonar la flauta. Martín, con la lección aprendida, se aferraba a la prudencia. Tenía colchón como para no tener que arriesgar. Acabó primero con Binder y Marini por detrás. Espectacular última vuelta de Marc Márquez arrebatándole la cuarta plaza a Aleix Espargaró.

Luca Marini quedó tercero y estaba contrariado: «El problema lo continuamos teniendo con el medio trasero. Para el ritmo de carrera me cuesta mucho. La carrera serás complicada y más si hace calor. Espero más potencial con el duro trasero». Brad Binder también quería más: «El objetivo no era ser segundo, sino la victoria. Pero aceptamos ese segundo puesto. Ha sido una carrera complicada pero mi equipo ha hecho un trabajo fantástico». Jorge Martín estaba muy contento con la pole y la victoria: «Ese era el plan. Trataba de guardar goma al principio, luego traté de escaparme y cuando Binder adelantó a Marini tiré para meter distancia y luego mantener para guardar fuerzas de cara a mañana».

Ver Más noticias…