Teatro de Aragonès para rentabilizar la amnistía


El presidente de la Generalitat catalana, Pere Aragonès, acudirá hoy al Senado a defender su idea de una amnistía y del derecho de autodeterminación, pero lo que se preveía iba a ser un acto de cierto coraje político enfrentándose a los presidentes autonómicos del PP, en ausencia de los del PSOE, y ganando protagonismo a Junts, se va a convertir en un ejercicio de oportunismo. Aragonès irá a la Cámara Alta, planteará su perorata independentista a modo de mitin, y se marchará desairando una vez más a una institución del Estado. Eso mismo será lo que haga, de modo inédito, el Gobierno, que no prevé enviar al debate a ninguno de sus ministros y que ha vetado la presencia de sus autonomías. Aragonès quiere un mero acto de propaganda a mayor gloria de ERC, y Pedro Sánchez, que el PP se quede solo con su discurso contra la amnistía. Lo que ocurre es que serán catorce las autonomías agraviadas por el independentismo, y ahora también por Sánchez.



Esta funcionalidad es sólo para suscriptores


Suscribete

Ver Más noticias…