Vender el paraíso a los extranjeros (y hacerse rico así)

Si usted es megarrico ya conocerá a Marcel Remus y es más que probable que le haya vendido una mansión en Mallorca. Si no, puede que lo haya visto anunciándose con un caballo debajo de la catedral de Palma, en la milla de oro de la capital balear. La estrategia publicitaria tiene una explicación: «Fui jinete de doma», desvela a ABC sin olvidar sus orígenes. Del dinero que ganó cuidando equinos en su Alemania natal se mudó a Mallorca con 19 años. Ahora tiene 36, vende el paraíso mallorquín a los extranjeros adinerados y facturó más de 100 millones anuales en 2022. Sus fiestas con medio millar de invitados y famosos de postín son prodigiosas. ¿Ha ido a sus ‘parties’?… Ver Más

Ver Más noticias…