Yocheved Lifshitz, una de las liberadas por Hamás, es activista por la paz y ayudaba a gazatíes junto a su marido, todavía secuestrado

Yocheved Lifshitz, una de las ancianas liberada por militantes de Hamás este lunes, es una activista por la paz que, junto con su marido, ayudó a palestinos enfermos en Gaza a llegar al hospitales israelíes durante años, dijo su nieto a Reuters.

Los militantes palestinos dijeron que liberaron a Lifshitz, de 85 años, y a una segunda mujer, Nurit Cooper, de 79, por motivos de salud, después de tomarlos a ellos y a más de 200 personas como rehenes durante un tiroteo el 7 de octubre en Israel en el que los militantes mataron a 1.400 personas.

Lifshitz y su esposo Oded, de 83 años, fueron secuestrados en su casa en el kibutz Nir Oz, cerca de la frontera con Gaza en el sur de Israel, dijo la oficina del primer ministro israelí a última hora del lunes. Oded permaneció cautivo, añadió.

«Han sido activistas de derechos humanos, activistas por la paz durante toda su vida», dijo su nieto Daniel Lifshitz a Reuters en Tel Aviv antes de que se confirmara la liberación. «Durante más de una década, llevaron… a palestinos enfermos de la Franja de Gaza, no de Cisjordania, de la Franja de Gaza cada semana desde la frontera de Erez a los hospitales de Israel para recibir tratamiento para su enfermedad, para el cáncer, para cualquier cosa», añadió.


Lifshitz y su esposo Oded en una imagen cedida por la familia


Reuters

Hamás publicó un vídeo en su página de Telegram, que todavía no ha sido verificado, que parece mostrar a Lifshitz siendo entregado a trabajadores del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En el vídeo, un hombre que porta un arma larga y un chaleco antibalas adornado con una bandera de Hamás escolta a Lifshitz hasta una camioneta blanca del CICR. Antes de entrar en la furgoneta, le tiende la mano al hombre y le dice «salam», que en árabe significa paz.

En un mensaje pasado a Reuters por un amigo de la familia, la hija de Lifshitz, Sharon, en Londres, escribió: «Aunque no puedo expresar con palabras el alivio de que ahora esté a salvo, seguiré centrándome en conseguir la liberación de mi padre y de todos aquellos -unos 200 personas inocentes, que siguen siendo rehenes en Gaza».

Las dos mujeres fueron el tercer y cuarto rehén liberados. El viernes, Hamás liberó a una mujer estadounidense y a su hija. Al menos 5.087 palestinos han muerto en dos semanas de ataques israelíes, incluidos 2.055 niños, dijo el Ministerio de Salud dirigido por Hamás.

Ver Más noticias…